Aceite de bergamota

Aceite de bergamota

El aceite de bergamota es un antiséptico que tiene muchos beneficios. Entre ellos, ayuda a tratar la piel dañada, a curar heridas y a evitar la distribución de infecciones. ¿Sabes qué es y de dónde proviene? ¡Sigue leyendo!
Características del aceite de bergamota

El aceite de bergamota tiene características muy peculiares. Proviene de una fruta cítrica muy fuerte e intensa y su sabor es ácido. El aceite se extrae de la piel de la fruta, desprendiendo un aroma que además de ser agradable, contiene muchas propiedades con efectos positivos para la salud.

Entre los componentes del aceite de bergamota, los principales son el limoneno y el acetato de linalilo, aunque contiene muchos más. El aceite se utiliza principalmente para dolores y malestares, funciona como antidepresivo, así como ansiolítico natural, es revitalizador del cabello y la piel, y además es rejuvenecedor.
Mejora la digestión y trata infecciones urinarias

El aceite de bergamota ayuda a aumentar el apetito. Por lo que viene bien como tratamiento para aquellas personas que sufren de problemas intestinales o problemas digestivos. Se puede tomar en infusiones herbales. Por otro lado, el aceite es apto para tratar los problemas relacionados con las infecciones urinarias y cistitis.
Disminuye la ansiedad y aumenta los niveles de energía

Sus principios activos reducen la ansiedad y el estrés. También sirve como tranquilizante contrarrestando los síntomas la depresión. En Japón descubrieron que el aceite de bergamota disminuye la fatiga. Por otro lado, los aceites clasificados mejoran e incrementan los niveles de energía, protegiendo las neuronas de algunos agentes tóxicos y mejorando el buen humor.
Funciona como antiséptico

El aceite de bergamota es un excelente antiséptico. Sirve para tratar la piel dañada, evita que las infecciones se propaguen y cura las heridas, algunos problemas de acné, la dermatitis escamosa, y las lesiones escamosas. Además, estimula el flujo sanguíneo en la piel y ayuda a las dilataciones venosas y tratamiento de las varices.
Fortalece los huesos y regula la tensión arterial

El extracto de bergamota ayuda a fijar los minerales en los huesos de acuerdo al estudio del Dr. Simone Perna de la Universidad de Bahrein. Además, sus estudios indican que la aplicación del aceite diluido en la piel reduce la presión arterial baja y alta, y equilibra los neurotransmisores cerebrales de dopamina y serotonina.

Sistema inmune

El aceite esencial de bergamota beneficia al sistema inmune. Ya que ayuda a aumentar las defensas, y es óptimo para los síntomas de la fiebre, gripe, resfriados y demás síntomas referentes al sistema inmunológico.
Su uso en la cosmética

Otro de los beneficios del aceite de bergamota es que ayuda a regenerar de manera favorable el colágeno de la piel. Ya que con el paso de los años va disminuyendo la capacidad del cuerpo para producirlo perdiendo elasticidad.

En cosmética diversas marcas lo usan. Se suele utilizar principalmente para la fabricación de cremas faciales que ayudan a la disminución de las manchas provocadas por el sol o como reparador cutáneo.

Por otro lado, el aceite se utiliza también como revitalizante capilar, mediante una mascarilla. Prepara la mezcla con 4 cucharadas de aloe vera, 17 cucharadas de agua y 25 gotas de aceite de bergamota. Se recomienda aplicar en todo el cabello y en el cuero cabelludo. Además, se pueden añadir una gotas al champú masajeando considerablemente el cuero cabelludo. La bergamota repara las puntas dañadas del pelo, le da brillo y ayuda con los problemas de la caspa.
Eficaz en aromaterapia

El aceite de bergamota se puede utilizar en los difusores ambientales con unas gotas y agua. En ocasiones cuando el fabricante así lo especifica, es posible diluir unas gotas para ingerirlo en cantidades muy pequeñas. Es importante elegir aceites esenciales puros y de producción ecológica para obtener los mejores resultados en el beneficio de todas sus propiedades.

Las propiedades antisépticas, cicatrizantes y anti infecciosas ayudan a controlar el insomnio, el mal olor corporal, la ira y las heridas superficiales. Además, es un buen remedio contra el dolor. ¿Sabías que se utiliza también como repelente de insectos como pulgas, piojos y mosquitos?

Ahora ya sabes todo acerca del aceite esencial de bergamota. No olvides que se puede usar con gotas en el baño, con un difusor o un quemador. Aunque también en ocasiones directo en la piel, aunque es más recomendable diluido con un aceite portador.

Deja un comentario