Aceite de jojoba

Aceite de jojoba

Qué es y para qué sirve

El aceite de jojoba es un producto totalmente natural que se obtiene de las semillas de la planta llamada Simmondsia Chinensis, originaria de las regiones desérticas del norte de México y el suroeste de Estados Unidos. Este aceite ya era utilizado por el pueblo azteca debido a sus magníficas propiedades hidratantes y calmantes para el cabello y la piel. Hoy día, los beneficios cosméticos de la jojoba están más que confirmados, e incluso van más allá de las aplicaciones tópicas. En los últimos tiempos esta sustancia está cobrando relevancia en el sector de las energías fósiles, barajándose como un sustituto del petróleo, ya que tiene un gran potencial energético y es un recurso ecológico y renovable. El aceite de jojoba es en realidad una cera líquida cuya composición química es muy parecida a las ceramidas de la piel de los humanos. Las semillas están compuestas de ceras o ésteres líquidos, que se extraen mediante el prensado.

Propiedades

En su composición química hay un 97% de ceramidas. Esto hace que sea un producto que soporta muy bien el calor y la oxidación, por lo que se puede conservar durante mucho tiempo sin que sus propiedades se vean deterioradas. Las ceramidas son unas sustancias que envuelven las células de la epidermis para regular su humectación y las que componen el aceite de jojoba son muy parecidas a las de nuestra piel. Su aplicación contribuye a la regulación del sebo y al mantenimiento o reparación de la estructura de la piel. Este aceite también tiene un elevado contenido de vitamina E, un compuesto que juega un papel imprescindible como fotoprotector tanto de la piel como del cabello, y que contribuye a prevenir el envejecimiento prematuro provocado por los radicales libres.

El ácido linoléico es otro de sus componentes destacables. Su función es regenerar las células de la piel y mejorar su elasticidad.

El aceite de jojoba en su versión cruda, tiene un color claro y dorado y un ligero aroma a nuez. Una vez refinado es totalmente inodoro y sirve de base para una gran variedad de aceites esenciales.

Beneficios

Uno de los beneficios más reconocidos del aceite de jojoba es el tratamiento para el exceso de sebo, en el rostro o en el cabello. Actúa regulando el pH natural y así evita la segregación excesiva de grasa. Gracias a esto, sirve como un tónico natural para el cabello, mejorando rápidamente su aspecto e incrementando su resistencia, fuerza y brillo. Puede ser un buen sustituto de las mascarillas para el cabello comerciales, fabricadas con productos químicos.

También es un humectante muy potente capaz de nutrir e hidratar en profundidad. Gracias a sus principios activos, se crea una barrera protectora en la piel y en el cabello, que impide que la humedad se pierda. Es un alternativa perfecta para las zonas más resecas del cuerpo como rodillas, codos o talones. Por otra parte, el aceite de jojoba es un eficaz rejuvenecedor de la piel gracias a su elevado contenido en antioxidantes. Ayuda a minimizar o evitar el daño celular que provocan los radicales libres, por lo que es un producto especialmente recomendado para las pieles maduras.

Es muy útil para el tratamiento de contusiones o cortes. Debido a sus propiedades antifúngicas y antibacterianas, puede evitar infecciones en la piel. Así mismo, su uso es recomendable para calmar el enrojecimiento y las quemaduras provocadas por el sol.

Para la piel

Uno de los aceites naturales más utilizados para el cuidado de la piel es precisamente el de jojoba. Tiene una textura ligera y no grasa, se extiende muy fácilmente y se absorbe con rapidez, nutriendo la piel en profundidad. Es rica en vitamina E y ácidos grasos esenciales y por esto es un producto perfecto para prevenir y tratar las lineas de expresión y las arrugas prematuras. Sus componentes también estimulan la producción de elastina y colágeno, dos de las sustancias responsables de mantener la piel firme. Por todas estas propiedades, los dermatólogos recomiendan el aceite de jojoba como un remedio natural para tratar las manchas, la sequedad, el acné y afecciones como la caspa o la psoriasis en el cuero cabelludo. Otro de sus posibles usos es como limpiador, ya que retira el maquillaje y la suciedad por completo, y deja los poros perfectamente limpios.

Para el acné

El exceso de secreción de sebo es el inicio de este fastidioso problema de la piel. El acné se produce cuando los folículos pilosos quedan bloqueados por culpa de la acumulación de residuos celulares, sebo y queratina. Esto hace que se forme una comezón que puede ir seguida de una espinilla. Es frecuente que se complique debido a infecciones provocadas por la bacteria Propionibacterium, que termina generando inflamaciones dolorosas en la piel.

El aceite de jojoba funciona como un limpiador profundo que, al ser líquido, penetra en los folículos pilosos y disuelve los depósitos grasos. Así, se despeja la obstrucción y la piel queda limpia y libre de residuos. Por otra parte, este aceite posee propiedades antibacterianas. De esta manera ayuda a controlar la proliferación de bacterias en el folículo piloso, para mantener los poros limpios y sanos. Finalmente, su función antiinflamatoria, alivia la irritación. Utilizado de forma regular, el aceite de jojoba es un excelente aliado para controlar el acné.

Para el pelo

De la misma forma que regula la producción de sebo en el rostro, también actúa de la misma manera cuando se aplica en el cuero cabelludo. Su textura hace que pueda penetrar fácilmente en esta zona y sus ácidos grasos esenciales le brindan una dosis extra de nutrientes al pelo para que crezca sano y fuerte. Sirve para regular el pH natural de la zona y controlar la producción de sebo. A la vez, gracias a sus efectos antibióticos y antibacterianos, previene problemas como infecciones por hongos o caspa. Además, al aplicarlo en las raíces, también se estimula el crecimiento del cabello. Utilizado como hidratante natural, es muy efectivo para tratar el cabello seco y reparar las puntas abiertas. Aporta brillo, suavidad y volumen al pelo, y sirve como sérum para facilitar el peinado y controlar en encrespamiento.

Deja un comentario